+51 · 54 · 214778   comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe

Notas de Prensa

SE SUSPENDE VÍA CRUCIS ARQUIDIOCESANO POR PRECAUCIÓN

Desde hace 14 años que se realiza el Vía Crucis Arquidiocesano en el perímetro de la Plaza de Armas, convirtiéndose en una práctica piadosa que inicia las celebraciones de Semana Santa en nuestra ciudad, pero el avance del COVID19 hace que se tomen medidas de protección a los fieles. “Hemos decidido como Iglesia Católica en Arequipa suspender la celebración de nuestro Vía Crucis Arquidiocesano (3 de abril). No es que la situación sea tan grave, pero como no sabemos cómo va a evolucionar preferimos desde ahora avisar a las parroquias, movimientos y a todos los fieles que mejor se celebre el Vía Crucis en cada parroquia, en cada movimiento de modo tal que la participación de los fieles no sea tan numerosa en conjunto como seria o como es cuando la celebramos en la Plaza de Armas”, manifestó Monseñor Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa.

Sobre las medidas que se tomarán durante Semana Santa, manifestó que estas continuarán, pero que en su momento se evaluará, siempre respetando las indicaciones que den las autoridades del país y las determinaciones que tome la Conferencia Episcopal Peruana. “Los invito a todos en este tiempo de Cuaresma a tener precaución, pero lo más importante es que nos mantengamos unidos en la oración, pidámosle al Señor por los pacientes, las víctimas de este virus a nivel mundial para que cesen las muertes y para que este virus no siga haciendo daño, cuidémonos unos a otros y pidámosle todos al Señor que nos siga preparando en este tiempo de Cuaresma en oración, en meditación y en penitencia para celebrar santamente la Pascua”, fueron sus palabras.

Por su parte, la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) emitió un comunicado sobre el Covid19, en el que habla sobre la distribución de la Comunión, poniendo de manifiesto que aunque todo fiel tiene siempre derecho a elegir si desea recibir la Sagrada Comunión en la boca, si el que va a comulgar quiere recibir en la mano el sacramento, se le debe administrar la Sagrada Hostia, sin embargo, el comulgante deberá consumir inmediatamente la hostia, delante del Ministro y no alejarse teniendo en la mano las especies eucarísticas. Con respecto al saludo de la paz dentro de la Santa Misa, la CEP recomienda evitar darse la mano y saludarse con otro signo, como una reverencia.