+51 · 54 · 214778   comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe

Notas de Prensa

MES MISIONERO EXTRAORDINARIO EN AREQUIPA

 Eucaristía de Envío a la Misión Extraordinaria será el sábado 5 de octubre.

Con motivo del Mes Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco para octubre de este año con el lema «Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión por el mundo», Mons. Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, presidirá la Eucaristía de Envío a la Misión Extraordinaria, este sábado 5 de octubre, a las 7 p.m., en la Basílica Catedral. La Misa reunirá a las delegaciones de las diferentes parroquias, movimientos y comunidades de la Arquidiócesis que iniciarán con la misión.

El Mes Misionero Extraordinario fue convocado por el Papa Francisco el 22 de octubre de 2017, con la finalidad de alimentar el ardor de la actividad evangelizadora de la Iglesia, despertar la conciencia de la missio ad gentes y retomar con un nuevo impulso la responsabilidad del anuncio del Evangelio.

«He pedido a toda la Iglesia que durante el mes de octubre de 2019 se viva un tiempo misionero extraordinario, para conmemorar el centenario de la promulgación de la Carta Apostólica Maximum illud del Papa Benedicto XV (30 noviembre 1919). La visión profética de su propuesta apostólica me ha confirmado que hoy sigue siendo importante renovar el compromiso misionero de la Iglesia, impulsar evangélicamente su misión de anunciar y llevar al mundo la salvación de Jesucristo, muerto y resucitado», con estas palabras, el Santo Padre Francisco, explica el motivo por el cual eligió el mes de octubre para vivir un Mes Misionero Extraordinario, en su mensaje para la Jornada Mundial de las Misiones 2019.

Dato
Además de la Misa de Envío que presidirá el Prelado, en cada una de las diferentes parroquias, capillas, asociaciones de fieles, movimientos apostólicos y nuevas comunidades de la Arquidiócesis se organizarán diferentes actividades para compartir con los fieles, siguiendo las recomendaciones y sugerencias del Santo Padre, como celebrar una Vigilia Misionera; organizar pequeños grupos de fieles que se reúnan cada día en casas para rezar el Santo Rosario por las intenciones misioneras; realizar una Jornada Misionera de anuncio del kerigma, por las calles, plazas y casas, con especial participación de jóvenes y celebrar una Misa de Clausura el primer domingo del mes de noviembre.