+51 · 54 · 214778   comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe

Mensaje Semanal

Jóvenes por la Vida

Por décimo tercer año consecutivo, el sábado 30 de marzo hemos celebrado en Arequipa el Corso por la Vida y la Familia. Según han dado cuenta los medios de comunicación, han participado alrededor de 180 mil personas, lo que significa que en torno al 20% de la población arequipeña ha salido a las calles para celebrar de modo festivo el don de la vida y la familia. Convocados por la Coordinadora Regional por la Vida, delegaciones de numerosas instituciones de la sociedad civil, colegios profesionales, entidades del sector público, centros educativos públicos y privados de los distintos niveles, la Iglesia católica y otras comunidades cristianas se han unido para manifestar públicamente la importancia de promover y defender a la familia, fundada en el matrimonio entre un varón y una mujer, y acoger y custodiar la vida en sus distintas etapas, desde la concepción hasta la muerte natural. Ha destacado el alto porcentaje de jóvenes que una vez más, con su alegría y creatividad, han dado un especial colorido a la fiesta.

Por estos días también se ha publicado el Barómetro sobre el “Estado y opinión de los adolescentes de Arequipa”, un estudio que, siguiendo las rigurosas técnicas que se aplican en este tipo de investigaciones, nos permite confirmar que si cada año aumenta la multitud de jóvenes que participan en el Corso por la Vida y la Familia se debe a que ellos están plenamente identificados con lo que el Corso celebra. Por sólo poner algunos ejemplos, podemos decir que, según lo demuestra el citado Barómetro, el 87% de adolescentes entre los 13 y 17 años de edad afirman que el matrimonio es sólo entre varón y mujer y que el matrimonio es para toda la vida. Del mismo modo, el 90% considera que la familia es la unidad fundamental de la sociedad y el 91% considera que es mejor para los niños crecer con papá y mamá en el hogar. Sólo el 32% de nuestros adolescentes considera que el divorcio es la solución para los problemas de pareja. En cuanto a su propia realidad familiar, el 87% de los adolescentes se encuentra satisfecho (61%) o muy satisfecho (26%) con su familia, y el 91.5% declara que la relación con sus padres es buena o muy buena, si bien ante la pregunta ¿qué cosa pedirías a tus padres? el 84% responde: “que pasen más tiempo entre ellos” y “que pasen más tiempo conmigo”.

Respecto a los postulados de la ideología de género, sólo el 10% no está de acuerdo en que el matrimonio sea únicamente entre varón y mujer y sólo el 12% estaría de acuerdo con que se permita la adopción de niños por homosexuales. En cuanto al aborto, sólo el 18% lo acepta como una posibilidad. Y, en contra de lo que muchos dicen respecto a la vida sexual de los adolescentes, sólo el 31% de los varones y el 10% de las mujeres tienen algún tipo de actividad sexual. En síntesis, queda claro que los adolescentes arequipeños están a favor de la vida, el matrimonio y la familia y que por eso participan activamente en el Corso anual que copa las calles de nuestra ciudad. Corresponde a los padres, el Estado, las comunidades de fe y la sociedad en general custodiar este anhelo de nuestros adolescentes de crecer en el seno de una familia cohesionada y bien estructurada y recibir la educación necesaria para, llegado el momento, formar ellos su propia familia, contrayendo matrimonio para toda la vida y acogiendo con alegría a los hijos fruto de su amor. Como enseña el Catecismo de la Iglesia Católica, los hijos son el don más excelente del matrimonio y contribuyen mucho al bien de sus padres que, a su vez, son sus primeros educadores y han de estar siempre al servicio de la vida.

+ Javier Del Río Alba
Arzobispo de Arequipa