+51 · 54 · 214778   comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe

Mensaje Semanal

Visita Apostólica

La semana pasada hemos tenido la visita del nuevo representante del papa Francisco en el Perú, el Nuncio Apostólico Mons. Nicola Girasoli. Bajo el lema “Bendito el que viene en nombre del Señor”, hemos vivido cuatro días intensos, desde su llegada al aeropuerto, el sábado, cuando fue recibido por una multitud de fieles entre cantos y otras muestras de afecto y alegría. El domingo en la mañana nuestro ilustre huésped visitó el Museo de la Catedral, en el que pudo apreciar los objetos de culto que ahí se exhiben y, al mismo tiempo, recibir información sobre la historia de la Iglesia en nuestra región. A continuación celebró la Misa junto con varias decenas de sacerdotes, las principales autoridades civiles, políticas y militares, seminaristas, religiosas y más de mil fieles laicos, a quienes exhortó a tener el corazón en el cielo pero los pies bien puestos en la tierra y los brazos siempre abiertos para acoger a los demás. Concluida la Misa, tuvimos un encuentro con las autoridades, representantes de la sociedad civil y delegados de las parroquias y movimientos que existen en Arequipa.

El domingo en la tarde, Monseñor Girasoli visitó el Monasterio de Santa Catalina y pasó un buen rato con las monjas dominicas, para de ahí visitar también la Iglesia de la Compañía de Jesús, uno de los templos más emblemáticos de nuestra ciudad. En la noche tuvo un encuentro con más de mil jóvenes, con quienes mantuvo un diálogo abierto y cordial. Los jóvenes compartieron con él su experiencia de vida cristiana, le formularon diversas preguntas y le plantearon sus inquietudes, sobre todo vinculadas al discernimiento vocacional y a las dificultades por las que viene atravesando la Iglesia a nivel mundial, a todo lo cual el señor Nuncio respondió con la sencillez y claridad que lo caracteriza.

El lunes en la mañana, Mons. Girasoli celebró la Misa con las Monjas Justinianas, comunidad de vida contemplativa fundada hace unos años en Arequipa, y visitó las instalaciones del monasterio. Después tuvo un encuentro con los casi doscientos sacerdotes que hay en nuestra Arquidiócesis, a quienes agradeció por el servicio que brindan en las parroquias, instituciones educativas, hospitales y obras de bien social, y los alentó a estar siempre cercanos a las personas y disponibles para quienes soliciten su atención, especialmente en la celebración de los sacramentos y la dirección espiritual. En la tarde tuvo un encuentro similar con las religiosas, a quienes al concluir el diálogo también agradeció por la labor que realizan a favor de los niños, los ancianos y las poblaciones más vulnerables. La jornada culminó con el encuentro con los seminaristas, es decir aquellos más de ochenta jóvenes que se preparan para ser sacerdotes, a quienes habló sobre la importancia de formarse bien para una entrega total y plena a Dios y a los hermanos, sin distinción.

El día martes, en cambio, nuestro Nuncio visitó el Centro de Estudios y Desarrollo Humano Integral - CEDHI «Nueva Arequipa», ubicado en el distrito de Yura, en el cual la Iglesia brinda capacitación para el trabajo a jóvenes y madres de familia de escasos recursos económicos. Finalmente, antes de emprender su viaje de retorno a Lima, Mons. Girasoli expresó su complacencia por la vitalidad de la Iglesia en Arequipa y nos transmitió la bendición del papa Francisco.

+ Javier Del Río Alba
Arzobispo de Arequipa