+51 · 54 · 214778   comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe

Mensaje Semanal

Otro Obispo para Arequipa

El 4 de julio, el Papa Francisco ha nombrado a Mons. Raúl Chau Quispe como Obispo Auxiliar de Arequipa. El nombramiento nos ha llenado de alegría, porque tener un obispo auxiliar es un don de Dios. No todas las diócesis ni todos los arzobispos tienen obispos auxiliares. En el caso de Arequipa, no teníamos un obispo auxiliar desde el año 1984, es decir hace 35 años, y últimamente veníamos necesitando uno gracias a que la vitalidad y el dinamismo de nuestra Iglesia local han hecho posible que en los últimos diez años aumente de modo notable el número de fieles católicos y, con ellos, la participación en la vida de las parroquias, la llegada de nuevas comunidades religiosas, el florecimiento de numerosos movimientos apostólicos, la incorporación activa de miles de jóvenes, un mayor número de seminaristas y de sacerdotes, así como la puesta en marcha de diversas iniciativas de evangelización y promoción humana integral. Son los frutos de nuestra respuesta a la nueva evangelización que en su momento convocó san Juan Pablo II, continuó Benedicto XVI y, en los últimos años, renueva constantemente el Papa Francisco con su llamada a ser una “Iglesia en salida misionera” y una “Iglesia samaritana con los más pobres y necesitados”.  

En ese contexto, debemos agradecer que el Papa haya comprendido nuestra necesidad de contar con un obispo auxiliar que colabore conmigo en el gobierno pastoral de nuestra Arquidiócesis, especialmente en aquellos asuntos que requieren el carácter episcopal o conviene que sean asumidos por un obispo, a fin de que la Iglesia en Arequipa se siga desarrollando y sea cada vez más una Iglesia evangelizada y evangelizadora, servidora y misionera. Sin dejar de lado la preciosa colaboración de los sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos de ambos sexos, incluidos jóvenes, sin los cuales esto no sería posible, el Directorio para el Ministerio Pastoral de los Obispos dice que el obispo auxiliar “es el principal colaborador del obispo diocesano en el gobierno de la diócesis”. Por eso, éste lo debe hacer partícipe de los proyectos pastorales y las iniciativas diocesanas para que, “en el recíproco intercambio de opiniones, procedan en unidad de propósitos y en armonía de empeños”. Al mismo tiempo, “el obispo auxiliar, consciente de su función en el seno de la diócesis, actuará siempre en plena obediencia al obispo diocesano, respetando su autoridad” (Directorio, n. 70).

Monseñor Raúl Chau recibió la formación sacerdotal en el Seminario “Santo Toribio de Mogrovejo”, de la Arquidiócesis de Lima. Fue ordenado presbítero en el año 1998. Desde ese año fue secretario particular del cardenal Augusto Vargas Alzamora y, después, del cardenal Juan Luis Cipriani. Además de desempeñar algunas labores parroquiales, ha sido miembro de la Vicaría de la Caridad, así como del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores de su Arquidiócesis. El 30 de enero de 2009, el Papa Benedicto XVI lo nombró obispo auxiliar de Lima, ministerio que ha desempeñado hasta ahora. En la Conferencia Episcopal Peruana, Monseñor Chau ha sido presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia y ahora lo es de la Comisión Episcopal para los Medios de Comunicación. Su experiencia pastoral y episcopal, unida a sus virtudes humanas y cristianas, nos permiten prever que su presencia entre nosotros será sumamente útil y que, con su colaboración, podremos continuar desarrollando aquellas áreas de la pastoral que ya existen en nuestra Arquidiócesis y emprender otras nuevas. Le damos la bienvenida y le ofrecemos nuestras oraciones para que su ministerio en Arequipa sea fecundo, para la mayor gloria de Dios y salvación de los hombres.

+ Javier Del Río Alba

Arzobispo de Arequipa